El Hatha Yoga es uno de los principales tipos de yoga.

El sendero del Hatha Yoga nos conduce a equilibrar las energías de nuestro cuerpo. Podemos diferenciar en cada ser humano dos tipos de energías, la femenina y la masculina.

Femenino o masculino simplemente son los términos que nosotros utilizamos para diferenciar dos tipos de frecuencias energéticas que tienen diferentes características.

En sánscrito, el idioma en el que  han sido escritos los textos de yoga más antiguos, la sílaba Ha significa  Sol (energía masculina) y Tha (energía femenina).

Por lo tanto podemos describir al Hatha Yoga, como el yoga que produce un equilibrio en las energías internas y a través de ese equilibrio, el ser humano entra en un estado óptimo para alcanzar Yoga, la unión.

Y posiblemente os preguntéis: ¿Qué unión? ¿La unión de qué con qué?

La palabra yoga no es muy fácil de definir en pocas palabras, puesto que su significado es muy, pero que muy amplio.

El mejor modo de entender su significado es adentrándose en su mundo, informarse leyendo sus escritos y  lo más importante, realizando sus prácticas. Así realmente entenderemos no solo de un modo racional el significado de Hatha Yoga, sino que lo comprenderemos desde un punto más profundo, desde nuestra experiencia.

De un modo resumido, el término unión podemos describirlo de dos modos distintos:

  • La unión con todas las partes que unidas forman lo que llamamos ser humano, como pueden ser, la consciencia o alma individual (jiva), la (mente (manas), intelecto (buddhi) y ego (ahamkara)).
  • La unión entre el ser individual que somos, el alma individual (jiva) con la consciencia cósmica, el todo, el Alma Suprema (Atman).

Así pues el Hatha Yoga es un camino que nos conduce a alcanzar estos dos conceptos de unión que acabamos de describir.

Lo que diferencia a los diferentes tipos de Yoga son las diferentes técnicas con las que trabajamos para alcanzar un mismo objetivo, la unión.

En el Hatha Yoga trabajamos principalmente con el cuerpo (a través de las asanas), con la mente (ejercicios de concentración o atención plena), la meditación (el intento de mantener lo máximo posible el estado de concentración) y el pranayama (la ciencia que mueve, depura y equilibra la energía vital de cada individuo, el prana).

Trabajar con estas técnicas para alcanzar la comprensión del todo, la unión, podemos decir que eso es el Hatha Yoga.

Todas las técnicas y ejercicios tienen el objetivo último de alcanzar un nivel de conciencia elevado, a través del control de nuestra mente, de nuestros pensamientos, emociones, sensaciones, actos, experiencias y cómo no,  a través del control de la energía vital de nuestro cuerpo, el prana.

Sin duda la práctica del Hatha Yoga nos brinda numerosos beneficios a diferentes niveles: físico, mental, emocional y energético.

Hatha Yoga es esto y mucho más…

Susana Méndez

Sundaram Yoga Life