RELAJACIÓN

Consideramos importante para la calidad del trabajo durante la sesión, preparar no solo la atmósfera (el lugar),  donde realizaremos las actividades, sino también modificar o reparar el estado de “agitación” de las personas con el que normalmente se encuentran al iniciar la sesión.

Comenzamos con una relajación guiada para calmar el ritmo de la respiración y conectar con nuestro manejo de la mente con consciencia. De esta manera, he comprobado a través de mi experiencia que la calidad y los resultados de la práctica son  mayores.